Escuela y Cursos de TEATRO e Interpretación; Madrid 2018

ECONÓMICO SIN pagar Matrícula. Nivel: Iniciación para AFICIONADOS

Los CONFLICTOS en el método

¿Qué son los conflictos ?

El conflicto es la esencia de lo dramático. Sin conflicto no hay teatro.

Al contrario que en nuestra vida cotidiana, en la que evitamos el conflicto a toda costa; en el teatro hay que buscarlo y meterse en él, hasta el fondo.

El conflicto está muy relacionado con la tarea. Ya hemos dicho que la tarea es lo que quiere el personaje. Pero cuando el personaje consigue eso que desea, el drama se para, y normalmente la escena termina.

Por eso siempre hay algo que se opone, e impide que el personaje lleve a cabo su tarea.

Por ejemplo en una escena de dos personajes, uno puede querer un objeto del otro. Pongamos su cartera, pero el otro personaje, naturalmente, se opone a ello.

Cuanto más conflicto mejor.

Tenemos ya en marcha un conflicto, que será tanto más interesente, cuanto más necesite el caco el dinero del otro.

Si el chorizo lo que quiere es darse una mariscada con la pasta del transeunte, tendremos una escena anodina, porque el caco puede pasarse perfectamente sin darse la comilona. Cómo se suele decir, no se va a morir por ello.

Pero por el contrario, si el ladrón sabe que su victima, acaba de cobrar un importante premio de lotería, y necesita ese dinero para comprar un hígado en el mercado negro para salvar a su hija... entonces la escena será intensa y habrá, como veremos, muchísima urgencia.

Tipos de conflicto

El conflicto del ejemplo se daba entre dos personajes. Lo que se oponía a que el chorizo no consiguiese su tarea, (la cartera) era el otro personaje. El obstáculo estaba fuera. Este tipo de conflictos se llama INTERconflicto.

Pero hay otro tipo de conflicto. Cuando lo que se opone a nuestros deseos, está dentro de uno mismo.

Por ejemplo; un drogadicto con el mono, que está sólo en casa, y está pensando en robarle el bolso a su propia madre. En este caso el conflicto no es con otro personaje.


Digamos que lo que se opone, su conciencia moral, está dentro de él mismo.

Este tipo de conflictos se llama INTRAconflicto. Suele enunciarse con “Quiero... pero NO DEBO...” En el ejemplo, lo que más deseo en el mundo ahora, diría el personaje, es meterme una dosis, y para eso necesito ese dinero.... Pero por otra parte NO DEBO robarle a mi propia madre.

Vaya lío de nombres; inter e intraconflictos

Como los dos nombres se parecen mucho, es un poco lioso acordarse de cual es cual.

Puede servir de ayuda que inter es entre; o sea conflicto ENTRE personajes.

E intra es un prefijo que significa dentro. Ahora el conflicto está DENTRO del personaje.

Como hemos visto, si queremos intensificar el conflicto, hay que aumentar el deseo.

Supongamos que el drogata lleva dos días sin pincharse y está realmente desesperado. Entonces para balancear el conflicto, tendríamos que aumentar las razones por las que no debe hacerlo...

Imaginemos que el tipo sabe que el dinero que tiene en el bolso su madre es para insulina. Y que si se lo roba, puede tener un grave perjuicio para su salud, o mejor aún, que puede llegar a morir por ello... (sí quizá, nos estamos pasando un poco).

Pero de lo que se trata en los intraconflictos, es que haya razones contrapuestas tanto para hacer, como para dejar de hacer algo; conseguir la tarea. Y que esas razones estén equilibradas, con lo que sea imposible tomar una decisión.

“..Robo el dinero a mi madre y me meto un pico, y me quito está ansiedad que ya no puedo soportarla más... O por el contrario no lo hago, y me vuelvo loco...

...Y si le robo el dinero y le pasa algo grave a mi madre por mi culpa ¡No lo soportaría! Creo que me...  Pero no puedo seguir así ni un minuto más, con el mono que tengo, me están dando ganas de saltar por la ventana...”

Los INTRAconflicto son más interesantes que los INTERconflictos. Por lo que, siempre que se pueda hay que intentar buscar un intraconflicto en nuestro personaje.


Diseño Web Económico, Diseñador Web en Madrid: www.PedroImagina.com ⇒